¿En que idioma quiere que le hablen?



Recuerdo cuando participé de un grupo de guías en Río de Janeiro; estábamos recibiendo personas que hablaban español, y que tenían en diferentes días diferentes guías, siendo muchos de ellos brasileños, alemanes, suizos o de otros países.
Recibí con mucha felicidad a las personas que me tocaba acompañar ese día, cincuenta pasajeros. Confiando en mi fluencia en español, y queriendo dar un toque de simpatía en la bienvenida, los saludé en portugués, e hice la pregunta: ¿Em que idioma vocês querem que eu fale, Español, Portugués o Portuñol?. Inmediatamente observé que los rostros se cerraban, las bocas se torcían, hasta que un turista me dijo: “Mire, nosotros hablamos español y ya son días que no entendemos nada de lo que nos dicen, así que le pido que hable lo más despacio que pueda en español porque nos gustaría entender al guía para tener una buena visita”.
Es claro que yo no esperaba que me salga mal "el chiste”, y confesé muy rápido que hablaba muy bien español, y que no solo todos iban a entender lo que yo decía sino que podían contar conmigo todo el tiempo que estuviéramos juntos. La alegría generalizada vino acompañada de algunos lamentos y opiniones que muchos trataban de expresar sin querer ofender a quien los había acompañado en otra oportunidad. Una mujer me confesó hablando bajo: “No sabe lo feliz que me hace que hable español, en la otra visita poco pudimos conocer y nos quedamos con muchas dudas, el guía era simpático pero al no entender del idioma fue muy difícil poder contar con su información y sus consejos”. Hay honrosas excepciones de personas que aún no dominando bien el idioma del pasajero, tienen el don de la comunicación y consiguen hacerse entender, estar atentos, conversar y estar disponibles para los pasajeros. Es muy difícil que esto suceda siempre, es una “lotería” como dicen muchos, no se sabe lo que sucederá. Cuando la comunicación no es clara, el guía decide hablar lo menos posible con los turistas convirtiéndose en un acompañante del chofer. También, en el caso cuando el guia necesita orientar la circulación del grupo que ya no lo está escuchando, y comienza a gesticular o a gritar alguna palabra incomprensible, por no poder explicar algo tan simple como “a la derecha, a la izquierda, arriba o abajo”.
Algo muy importante: la comunicación no solo ayuda a tener informaciones, sino que previene, advierte, avisa y aconseja constantemente al turista sobre muchos detalles que harán de su paseo una experiencia mas completa y placentera.
Es por eso que cuacon los grupos hispano-parlante, continúo haciendo la pregunta, en un claro español neutro y cordial: ¿En qué idioma quieren que les hable? y agrego ¿En Español? La respuesta del grupo no se hace esperar, y es un sonoro ¡Síííí!.


¿QUIERE SABER MÁS? CLIQUE EN LAS FOTOS O EN LA LISTA ABAJO PARA LEER MUCHAS MAS INFORMACIONES SOBRE "RÍO DE JANEIRO EN ESPAÑOL"

¿Qué debo visitar primero?
Posibilidad de un paseo diferenciado
Opciones cerca de la ciudad.
Río Gay & Friendly.
Los Aeropuertos.
Mucho más de lo que se puede imaginar.